lunes, 18 de abril de 2011

SOÑE CON HERMIONE_cap 3

BUENO BUENO, primero disculparme ñaños! lo squiero mucho y bueno aun no puedo concluir con mi capi de triunfo del amor, me falta inspiracion u.u pero bueno pase a subir un capi de este fic lemon que deje tanbien olviddo... no lo subo el viernes porque es semana santa jaja aunque no deberia subir mas capitulos creo (me diran anticuada y aburrida pero estas cosas de semana me las tomo en serio u.u) bueno... en la siguiente publicacion les contare lo que se viene BESOTES! VOLADORES!
_____________________________

CAP 3- EN EL BAÑO

Pasaron varios días después de aquel acontecimiento. Harry lo molestó un par de días pero lo dejo de hacer cuando vio muy enojado a su amigo y muy decidido a golpearlo, así que después de eso lo pensó mejor e intentó mostrarse comprensible con su amigo. Y aunque Ron le había estado preguntando cosas sobre el tema él no sabía que responderle, pues nunca había experimentado algo parecido y lo poco que sabía ya se lo había comentado; Harry quería ayudar a su amigo pero no sabía como hacerlo, no tenían la confianza suficiente para comentarlo a otras personas mayores así que acordaron olvidarse del tema pero ninguno de los dos podía y menos Ron.
A pesar de haber vuelto a soñar con Hermione, el chico pelirrojo decidió actuar normal ante ella para no levantar sospechas, pero por más que lo intentaba no podía, le era muy difícil verla y no acordarse de aquel sueño, pero al menos no la ignoraba. Pareciera que algo estaba en su contra pues él intentaba alejarse de ella pero algo insistía en que casualmente se quedaran a solas más tiempo.
Hermione volvió a notar un cambio en su amigo, pues cada vez que se quedaban solos él ponía cualquier pretexto para que esto no sucediera o para que él pudiera salir de huída. Seguía sin entenderlo pero prefirió no reprocharle nada pues él, tal vez, tendría sus motivos; aparte de que ella tenía cosas más importantes que atender.

Era un viernes por la tarde y los exámenes ya habían terminado. Cuando Hermione terminó el último examen, salió y espero a que Ron y Harry salieran. Cuando estuvieron los tres reunidos caminaron un rato por el patio del colegio pensando en las fallas de su examen. Cuando dio la hora de cenar se dirigieron los tres juntos al gran comedor.
-¡Por fin terminamos los exámenes!- dijo Harry estirando los brazos
- si, pero espero salir bien en todos. Se que tuve unas fallas en...- pero antes de que pudiera terminar fue interrumpida por Harry
-si Hermione, saldrás bien en todos tus exámenes como lo es siempre- dijo cortantemente, -al menos yo si estoy feliz. Me quité un peso de encima, ¿estas de acuerdo conmigo Ron?- preguntó
-si, también estoy feliz- contestó muy serio, sin parecer nada alegre
-pues parece todo lo contrario- le dijo Hermione mientras lo observaba
-¡Oh vamos Ron! ¿Qué no estas alegre?- volvió a cuestionarlo su amigo
-¡Claro que lo estoy!- contestó mostrándose un poco más animado- lo que pasa...- y miró a Harry con complicidad, este le devolvió la mirada entendiendo de lo que hablaba
-¿Qué es lo qué pasa?- preguntó entre intrigada y molesta su amiga. Ron la volteó a ver, se sonrojó y contestó
-nada, nada... es una tontería- contestó torpemente
-¿a sí?, pues no te creo...- dijo molesta- pero no insistiré en que me lo digas. Yo tengo cosas más importantes que pensar, pero... ya veo la confianza que me tienen- y al terminar de decir esto muy dolida, se fue y los dejó solos sintiéndose culpables.
Hermione se dirigió a la torre de Gryffindor, dejo sus cosas y se dejo caer en la cama. Quería relajarse y no pensar en nada, así que decidió darse un baño, tomó su mochila e introdujo varias cosas y fue directamente al quinto piso, dio la contraseña del baño de los prefectos y entró. Abrió las diferentes llaves y mientras se llenaba la amplia tina, se desvistió. Cuando se terminó de desvestir aún no se llenaba la tina, así que sacó un espejo de su mochila y un cepillo, mientras se cepillaba el cabello se miraba la cara en él. El cepillo resbalo de su mano y calló al suelo, lo recogió pero al hacer esto, sin querer, con el espejo enfoco sus senos. Ella los observó por el espejo y momentos después bajo su mirada y los vio; después de observarlos un tiempo levantó su mano libre y los tocó; ya no eran tan pequeños, tenían una perfecta redondez, sus pezones eran pequeños y su tamaño era un poco más grande que el una joven de su edad. Se percató de que la tina ya estaba llena, así que se introdujo en ella. Bajo el agua siguió explorando su cuerpo: toco sus senos, recorrió su cintura, caderas, ombligo y bajo sus manos hasta su intimidad y aunque la toco solo por unos segundos sintió un placer que nunca había experimentado, algo le decía que continuará tocándose y llegar más adentro, pero se contuvo y siguió recorriendo con sus manos sus glúteos y bajo sus manos tocando sus muslos. Así estuvo varios minutos, explorando su cuerpo. Sabía que había tenido cambios más notables desde que había empezado a menstruar (un año atrás), sus senos habían crecido en gran proporción y sus caderas también habían crecido pero solo un poco, su cuerpo había empezado a estilizarse pues se comenzaba a notar más como el de una mujer y no como el de una adolescente, ya que todo estaba en perfecta proporción.
Cuando terminó su autoexploración, apoyó su cabeza en el borde de la tina, cerró sus ojos e intentó no pensar en nada. Se encontraba sola y sentía la tibia agua rodeando cada parte de su blanca piel, no escuchaba nada de lo que pasaba en el exterior, olía los agradables perfumes de aquella agua... todo era perfecto hasta que por su mente se coló una duda: ¿qué era lo qué le estaban ocultando sus dos mejores amigos? Intentó concentrarse para no pensar en nada pero no podía, una y otra vez se colaba aquella duda a la cual se le fueron aumentando más y más dudas. Ahora ya no intentaba pensar en nada, intentaba responderse a sí misma todas aquellas preguntas...
Al terminar su “relajante” baño, sacó de su mochila su ropa, se vistió rápidamente pues ya eran casi las 12 de la noche, se peinó y salió del baño. Fue rápidamente al retrato de la señora gorda, dio la contraseña y entro a la sala común de Gryffindor. Algunos alumnos todavía se encontraban ahí, pero ella estaba buscando a dos en específico: Ron y Harry. Vio a un chico de cabello alborotado negro sentado en el sillón que se encuentra frente a la chimenea conversando con Ginny, y se puso a buscar por toda la sala a un chico pelirrojo y pecoso pero no lo encontró. Caminó hacia el chico de pelo alborotado y dijo:
-¡Harry! ¿Donde está Ron? Quiero hablar con ustedes. ¡Llámalo! ¡Dile que venga en este instante!- muy exaltada. Harry, quien intercambio miradas de sorpresa con Ginny, contestó:
-no puedo Hermione, Ron...- pero fue interrumpido por un agudo gritó de la chica
-¡¿Cómo que no puedes?!
-mmm... mejor me voy, los dejo solos- dijo Ginny y desapareció de ahí en unos segundos, Harry solo vio como se iba velozmente de ahí, volteo a ver a Hermione y le contestó
-no puedo por que él no está aquí
-¡¿y entonces donde esta?!- gritó la chica. Los alumnos que se encontraban ahí los miraron muy desconcertados
-mmm... salió
-¿a estas horas?
-si, así es- contestó Harry intentando calmar a su amiga
-y se puede saber ¿a donde rayos se fue?- dijo muy molesta
-mmm... no lo se exactamente
-¿Cómo que no lo sabes?- dijo Hermione intentado calmarse
-por que él... él no quiere que nadie lo moleste. Me pidió prestada mi capa de invisibilidad, me dijo que quería salir a caminar, así que acepte y se fue. Realmente no se adonde pero creo que estará bien, le hace mucha falta por lo que esta pasand...- pero se calló rápidamente, ya que sabía que se le había escapado algo que no tenía que haber dicho. Dejo de mirar a Hermione y enfocó su vista en el fuego de la chimenea rogando por que Hermione no hubiera escuchado esto último. Pero no fue así.
-¿qué es lo que le esta pasando a Ron?- preguntó una muy preocupada Hermione
-¿pasando?... que le ha de pasar... nada, nada. No le pasa nada- dijo muy nervioso el ojiverde
-Harry... por favor dime... ¿que es lo que le pasa a Ron?- le dijo la chica. Harry volvió a mirar a Hermione y pudo ver en su cara, angustia. El cerebro de Harry trabajaba muy rápido intentando inventar una buena excusa para encubrir a su pelirrojo amigo, pero nada se le venía a la mente
-ya veo...- dijo con tristeza Hermione. Harry la volteo a ver pero la chica continuo,-me he dado cuenta que ustedes han perdido la confianza en mi- dijo muy dolida la chica
-no Hermione... no es eso. Lo que pasa... es que... Ron no se ha sentido bien estos días... ha estado un poco distante... y pues, a mi solo me ha contado algo pero... no te lo puedo decir, entiendeme...- dijo aun nervioso intentando no preocupar a su amiga, -mejor dale tiempo, quizá él te lo diga más adelante- termino de decir Harry. Hermione pensó unos segundos y contestó:
-tienes razón Harry. Discúlpame, me he puesto paranoica, es que pensé que había perdido su confianza, eso me hizo sentir molesta... bueno, me voy a dormir, hasta mañana. Y Harry... cuida de Ron quieres, dile que puede contar conmigo para lo que sea- y con esto Hermione se dio la media vuelta y subió a su dormitorio. Ahora Harry tenía que hablar con su amigo para contarle lo sucedido.

*************************************************************
SÁBADO 23.04.2011 => CAPITULO 04  

1 comentario:

ElArquerodelaluz dijo...

:( falto + Acción en este cap. Pero esta bueno

(¿El secreto se revelara?)